Tradición e historia vitinícola

Hasta hace 150 años en nuestra meseta se cultivaba básicamente el cereal y la cosecha del vino se destinaba al consumo propio de la región, excepto en el término de Utiel cuya bodega abastecía a la Serranía de Cuenca. El cultivo de la vid y el consumo de vino ya existía en la zona en época prerromana como demuestran los restos arqueológicos encontrados (veáse foto 1) y la cantidad de ánforas destinadas al transporte de vino para comercio interno que datan de esa época. Durante la etapa medieval las viñas se concentraban en torno a la ciudad, donde habitaban sus propietarios que, a pesar de dedicarse a otro oficio, producían el vino en trullos y lo almacenaban en tinajas para la conservación en las bodegas subterráneas dentro de sus propias viviendas (véase foto 2).

Sin embargo, hasta la segunda mitad del siglo XIX no se comenzó a comercializar con el exterior debido a la dificultad de las comunicaciones. El desnivel entre nuestra zona y la llanura de Valencia nos cerraban al puerto; hacia Castilla teníamos que atravesar la garganta del Cabriel. Además los terrenos de secano de la huerta valenciana se dedicaron a la producción del vino hasta la invasión de la filoxera que les llevó al cultivo de naranjos y por tanto no existía mercado para nosotros.

Pero cuando en 1847 se construye la carretera de Las Cabrillas y en 1851 se termina el puente de Contreras ya conseguimos abrirnos tanto a Valencia como a Castilla, y finalmente, cuarenta años más tarde, con la llegada del ferrocarril, el comercio vinícola experimenta un crecimiento notable. Además entre los años 1852 y 1862 los viñedos franceses sufren el ataque del oidium lo que motiva la exportación de nuestro vino procedente de la uva bobal que demuestra buenas cualidades para la mezcla.

Así, en esta segunda mitad de siglo la producción vinícola va en aumento debido a la creciente demanda de vino y el declive del comercio de la seda, cuyos fabricantes desvían sus capitales a la compra de terrenos para la plantación de viñedos.

Estos burgueses levantan grandes bodegas en sus campos para facilitar la elaboración del vino y junto a estas bodegas construyen lujosas mansiones, algunas de ellas aplicando nuevos estilos para la época (véase foto 3).

Frente a estos grandes terratenientes, durante la primera mitad del siglo XX, los pequeños labradores se asocian en cooperativas construyendo bodegas en las proximidades de las estaciones de tren para facilitar el transporte y la comercialización. A su vez, esta privilegiada ubicación facilita la llegada de nuevos materiales para la época y permite construir espacios de grandes luces cubiertos con estructuras metálicas e incluso revestir las zonas de almacenaje de azulejo cerámico para una mayor higiene (véase foto 4 y 5)

En la actualidad las bodegas demuestran estar al día en tecnologías punteras con almacenes climatizados para mejorar la conservación y líneas de embotellamiento de gran capacidad que permiten la exportación de millones de botellas a todos los rincones del mundo. A su vez son respetuosos con el medioambiente y cuentan con sus propias depuradoras ecológicas para el tratamiento de aguas residuales industriales (véase foto 6). Aparecen también pequeñas bodegas que recuperan espacios perdidos en el tiempo retomando el modo de cultivo artesanal y la producción de caldos que obtienen un gran reconocimiento internacional.

De este modo, sabiendo aprovechar las nuevas circunstancias, la comarca se ha establecido como una gran tierra de vinos con su propia denominación de origen.

Fuentes bibliográficas:

- Fermín Pardo (1999) “Origen de la comercialización de los vinos en el campo de Requena-Utiel”. Introducción a la cultura del vino nº 3. Agro de Bazán.

- Ignacio Durán Boo, Mª Dolores Roda Gallego, Ignacio Latorre Zacarés. (2011). El Catastro de Ensenada. Meseta de Requena-Utiel (1752-2011)



 

  • 1. Detalle de “Las Pilillas”. Los Duques. Requena
    1. Detalle de “Las Pilillas”. Los Duques. Requena
  • 2. Cuevas subterráneas del Barrio de La Villa. Requena
    2. Cuevas subterráneas del Barrio de La Villa. Requena
  • 3. Vista nocturna de la Casa Nueva. Requena
    3. Vista nocturna de la Casa Nueva. Requena
  • 4. Exterior de la Bodega Redonda. Utiel
    4. Exterior de la Bodega Redonda. Utiel
  • 5. Interior de la Bodega Redonda. Utiel
    5. Interior de la Bodega Redonda. Utiel
  • 6. Exterior de Bodegas Murviedro. Requena
    6. Exterior de Bodegas Murviedro. Requena